protesis-dentales
Mayo 16, 2019

Prótesis dentales: ¿fija o removible?

Las prótesis dentales sirven para restaurar la anatomía de una o varias piezas, consiguiendo que nuestra dentadura recupere su funcionalidad y su estética. Muchas veces el paso del tiempo, el degaste o algunas enfermedades periodontales pueden provocar la pérdida de algunos dientes, pero gracias a las prótesis tenemos la posibilidad de lucir una sonrisa perfecta.

Si tú también quieres recuperar tu sonrisa, a continuación te explicamos en qué consiste este tratamiento y qué tipo de prótesis existen.

¿Qué tipos de prótesis dental me conviene más?

Las prótesis dentales son fabricadas a medida, en porcelana o acrílico, con una base que busca simular el tejido natural de la encía. Sin embargo, la función principal de la prótesis no es meramente estética, también permite rehabilitar las funciones de la dentición, la masticación y la deglución, y facilitar la higiene oral.

Tras la pérdida de una pieza dental, el resto de dientes tienden a desplazarse, lo que puede provocar problemas de masticación y dificultar la higiene, aumentando el riesgo de contraer múltiples enfermedades bucales. Gracias a las prótesis, conseguimos recuperar la sonrisa y una buena estética dental, pero también nos ayuda a prevenir la acumulación de bacterias y a mantener una boca sana y bonita.

Dependiendo de tu situación, deberás optar por un tipo de prótesis u otro:

Prótesis dental fijas

Las prótesis fijas suelen ser la mejor opción en casos en los que faltan un gran número de piezas dentales, además están especialmente diseñadas para solucionar problemas de masticación. Su principal ventaja es la adherencia, ya que no se despegan y funcionan como si fuesen nuestros dientes naturales. Apenas notarás que la llevas puesta.

Este tipo de prótesis tan solo puede ser extraída por el dentista. Se colocan en la boca del paciente de forma fija con ayuda de unos implantes que quedan fijados al maxilar y se integran en el hueso. Esto permite recuperar la funcionalidad total de la boca. Sobre estos implantes se colocará la dentadura artificial. Esta intervención quirúrgica puede durar entre 10 y 12 semanas.

Prótesis dental removible

Las prótesis dentales removibles son más recomendables cuando solo tenemos que sustituir algunas piezas dentales. Son más económicas y se colocan sobre un marco de metal. Al ser removibles, el paciente puede quitársela y ponérsela fácilmente para llevar a cabo su limpieza. Lo ideal es limpiar la prótesis después de cada comida, o como mínimo al menos una vez al día.

Pueden ser de dos tipos:

  • Prótesis removible con gancho: La desventaja es que estas prótesis son visibles y menos estables. Además, pueden llegar a dañar el diente.
  • Prótesis removible con ataches: Este tipo de prótesis apenas es visible. Además, la superficie del diente queda completamente protegida por las coronas.

Si todavía no tienes claro qué tipo de prótesis te conviene más, no dudes en contactarnos. En Ilerdent te asesoraremos sobre qué tipo de tratamiento es el que más se ajusta a tus necesidades.

PIDE CITA ONLINE EN SÓLO 3 CLICS

Quiero recibir las últimas novedades y promociones