protesi dental
Enero 29, 2020

Implante dental: cuando un diente lo es todo

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en su informe sobre les enfermedades bucodentales (2016) alertaba que estas son las enfermedades no transmisibles más comunes y que afectan a las personas durante toda su vida. Según estimaciones, las enfermedades bucodentales afectan a la mitad de la población mundial (3.580 millones de personas). La pérdida grave de dientes y/o el edentulismo total fueron algunas de las diez principales causas de años perdidos por discapacidad, en algunos países de altos ingresos.

La caída de un diente, aparte de razones genéticas o patologías concretas, puede ser ocasional (impacto) pero, en la mayoría de los casos, es debida a factores de riesgo comportamentales como una dieta malsana rica en azúcares libres, el consumo de tabaco el consumo nocivo de alcohol o la mala higiene, entre otros. Asimismo, la OMS defensa la salud bucodental como indicador clave de la salud, el bienestar y la cualidad de vida en general y alerta que la pérdida de dientes “limita la capacidad de una persona para morder, masticar, sonreír y hablar, así como su bienestar psicosocial”.

La implantología dental se ha convertido en una solución rápida, cómoda y eficiente para restituir la salud y el bienestar de los pacientes que sufren la pérdida de piezas dentales y, aunque ya es muy popular entre la población, todavía surgen muchas dudas sobre cuándo iniciar el tratamiento. La incógnita principal es: ¿cuántas piezas se deben perder antes de ponerse en manos de un implantólogo? Pues, una. La pérdida de un único diente desestabiliza el arco dental, una estructura en la que cada pieza juega un papel propio e irremplazable como sujetador del conjunto. Si una pieza no se apoya, con cierta urgencia, puede crear un efecto contagio en las piezas restantes que tenderán a ocupar el espacio vacío y se desplazarán, adquiriendo una movilidad que las hará inestables. Además, la falta de un diente altera la oclusión causando problemas al masticar que derivan en malas digestiones y absorción de nutrientes; así como posibles lesiones sobre la mandíbula (ATM), con repercusión directa sobre la estructura y equilibrio óseo del esqueleto, entre otras consecuencias en función del estado de salud general del paciente.

En Ilerdent, conocedores de la importancia de mantener el 100% de la dentición de nuestros pacientes, hemos arrancado una campaña de cheques regalo de Estudio de Implantes –valorados en 120 euros– que se pueden descargar gratuitamente en el apartado de promociones de nuestra web. Para pedir cita, puede contactar con el 973 28 11 11 y programaremos su primera visita gratuita.

PIDE CITA ONLINE EN SÓLO 3 CLICS

Quiero recibir las últimas novedades y promociones