oxid nitrós
Agosto 27, 2018

Ilerdent incorpora la sedación con óxido nitroso en sus tratamientos para aumentar el bienestar de los pacientes

La sensación de dolor que pueden provocar intervenciones poco invasivas, como un empaste o una periodoncia, es completamente variable según el paciente, aunque cada tratamiento pueda ir asociado, si es conveniente, un grado de sedación.

En este sentido, y con voluntad de mejorar el bienestar de nuestros pacientes, en Instituto Dental Ilerdent, de Lleida hemos incorporado una nueva forma de sedación, sin efectos secundarios como es el óxido nitroso.

La sedación por óxido nitroso (inhalación de nitrógeno barrado con oxígeno) en odontología está implantada en los países más avanzados con excelentes resultados en pacientes que padecen ansiedad y deben someterse a tratamientos poco complejos. La sensación de bienestar y relajación es inmediata y, en tratarse de una técnica inocua y nada invasiva, es una anestesia especialmente recomendada en el campo de la odontología infantil y en los pacientes adultos con alta sensibilidad dental.

La aplicación de la sedación permite que los pacientes sigan los tratamientos de forma rápida – sin interrupciones por dolor durante la sesión- no traumática y se recuperen mejor.

 

Sedación consciente y otros anestésicos

En función del tratamiento y la casuística concreta de cada paciente, Ilerdent aplica un sistema u otro de sedación: anestesia tradicional, sedación consciente, óxido nitroso… Vale a decir que cada anestesia es subministrada y supervisada por el facultativo correspondiente.

En el caso de la sedación consciente, una técnica que, aplicada a la cirugía oral compleja y la implantología, permite convertir un procedimiento quirúrgico que podría ser desagradable en una experiencia confortable, ya que elimina la ansiedad o la por generadas por la intervención. El paciente entra en un estado de relajación y somnolencia sin perder la consciencia ni la capacidad de responder a las órdenes del odontólogo, ya que no se trata de una anestesia general. Es una técnica del todo recomendada para reducir a una tarde o una mañana que, realizados sin sedación, necesitan muchas sesiones

Para la aplicación de la sedación consciente, el anestesista hace una visita preoperatoria para valorar la historia clínica y cualquier patología que pueda tener el paciente (hipertensión, diabetes, cardiopatía…) y la medicación habitual que pueda tener.

Es importante recordar que la aplicación de procedimientos anestésicos no es sólo una herramienta para combatir la ansiedad o el dolor, también contribuye a reducir tratamientos – intervenciones múltiples en una única sesión- y está demostrado que, además como menos padecen los pacientes durante el tratamiento, mejor se recuperan.

PIDE CITA ONLINE EN SÓLO 3 CLICS

Quiero recibir las últimas novedades y promociones